En una granja emblemática de Lapurdi el siglo XVII, antigua propiedad del Señor de Urtubie llamada Urtubien borda, asistimos a una boda emocionante. Un marco auténtico de verdad, sobre una vía romana a los pies de la montaña vasca.

La granja, renovada con mimo y mucho gusto, aúna la clase única de las construcciones antiguas y las tendencias más avanzadas en materia de comodidad y calor de hogar: auténtico patrimonio actualizado.

Este es el lugar elegido por Livia e Imanol, una pareja encantadora, para festejar su unión rodeados de amigos. Una FIESTA en mayúsculas loca, llena de color (lo dijo Floriane Caux). Aquí corazón con los dedos.

Toda la decoración de la boda fue ideada por los novios con la ayuda inestimable de Nabie dit Oui.

Tentaccion se encargó de proteger a los invitados del sol durante el cocktail y la fiesta después de la ceremonia, que fue funky y el resultado superó todas las expectativas.

Todo lo que pasa en el País Vasco, se queda en el País Vasco.!!

Por lo que se ve en las imágenes junto a este texto, es fácil imaginar la alegría, la amistad y el amor que se respiraba. Es un placer ver gente así de feliz bajo nuestras carpas!