La localidad de Alcaudete en la provincia de Jaén, fue el escenario ideal para el “sí quiero” de la pareja. Fue un enlace en el que el verde se convirtió en el color predominante tanto por el precioso paisaje que envolvía la finca, como por las flores y el suelo enmoquetado elegido por los novios.

Para seguir con esta línea elegante y clásica, instalamos una carpa de color arena para albergar a los 380 invitados sentados en mesas redondas.