San Prudentzio es un hotel situado en la inconfundible localidad de Getaria, un paraje rodeado de viñedos de txakoli con impresionantes vistas al mar Cantábrico.

Para este mágico escenario, los novios eligieron nuestra carpa tensada de color arena con palos de aluminio forrados en negro metalizado sobre un suelo de tarima enmoquetada y mobiliario y flores blancas.