Lo mejor de nuestro trabajo en Tentaccion no es viajar para montar carpas tensadas en las fincas, restaurantes, hoteles y palacios más impresionantes, ni la satisfacción de conseguir que nada nos agüe la fiesta (aunque, con toda sinceridad, todo esto también es un plus). Con lo que de verdad disfrutamos es con las sonrisas y la alegría de nuestros clientes cuando celebran sus momentos más especiales con nosotros.

Y no hay nada como recibir comentarios y reseñas que ponen en valor el buen hacer del equipo Tentaccion y la calidad de nuestras carpas tensadas, como esta de Inés Benito: “Tanto la carpa como el tipi fueron un espectáculo. ¡La gente alucinó! También quería hacer hincapié en la profesionalidad del equipo de montaje”.

Desde Le Grand Wonderland coinciden con Inés: “Os felicitamos no solo por el producto, sino también por el estupendo equipo de montaje”.

Paula Cruz, por su parte, nos escribe con la vista puesta en próximos proyectos en común: “¡Espero que en un futuro podamos seguir colaborando juntos!”.

Otros clientes, como Clara y Roberto, que se casaron en Burgos, nos hacen saber que “en la finca el servicio de montaje había sido perfecto. De hecho, nos preguntaron por el contacto para contar con vosotros en otras ocasiones”.

Respecto a la boda en la que tuvimos que enfrentarnos a una ciclogénesis, recibimos el siguiente comentario que nos emocionó: “A pesar de la tormenta todo fue genial, los novios estaban felices y nos pidieron expresamente que os agradeciésemos la profesionalidad”.

Y uno de nuestros clientes más veteranos, el Festival Internacional de Cine de San Sebastián, nos dedicó recientemente las siguientes palabras: “Gracias por vuestro trabajo y por todas las facilidades que nos ponéis siempre. Ha sido un gusto trabajar con vosotros y espero que volvamos a vernos el año que viene”.

¡Gracias a tod@s por elegirnos y por dejarnos ser parte de vuestra historia!